La odontología estética nació con las técnicas de remodelación gingival y dental que fueron desarrolladas para modelos, estrellas de cine y otras celebrities que sentían la necesidad profesional de tener una sonrisa perfecta y estaban dispuestos a correr ciertos riesgos de salud para conseguir una imagen ideal.
La odontología estética permite pues conseguir una sonrisa bonita, pero el criterio de la belleza cambia según la sociedad e incluso según cada persona. La definición de sonrisa atractiva que hacemos a continuación se basas en los cánones de belleza de la sonrisa que se siguen en Europa y América. Si nos fijamos, muchos de los requerimientos se basan en las características que tienen las sonrisas por el mero hecho de estar sanas.

BLANQUEAMIENTO DENTAL

El proceso de blanqueamiento dental elimina la coloración y las manchas en los dientes y también puede iluminar la pigmentación natural:

Blanqueamiento dental en el consultorio: Para realizar este método se utiliza un gel blanqueador y luz de plasma. Se aíslan los dientes de los labios y la encía, y posteriormente se aplica el gel blanqueador. La luz de plasma se utiliza para acelerar e intensificar el proceso de blanqueamiento dental.

Blanqueamiento dental en el hogar: Se realiza a través de unas férulas a medida de la boca del paciente. Se utilizan junto con un gel específico una hora al día durante dos semanas.
Antes de realizar un blanqueamiento dental la encía debe estar sana y sin caries, ya que de lo contrario, corremos el riesgo de agravar un problema de encía o generar una inflamación del nervio en los dientes con caries. Por eso siempre se debe realizar el blanqueamiento bajo la supervisión de un profesional.

CARILLAS DE CERÁMICA:

Las carillas dentales de cerámica son facetas de porcelana que se adhieren sobre la superficie del diente cuya finalidad puede ser cambiar el color, modificar la forma o camuflar alteraciones en la posición.

Al colocar porcelana cerámica similar al vidrio en la superficie de los dientes, se consiguen sonrisas más luminosas, alineadas y de aspecto natural.

CORONAS DENTALES:

Las coronas dentales mejoran la apariencia y la función de los dientes lesionados o dañados. Cubren y protegen toda la superficie del diente, con lo que eliminan el dolor y restauran la resistencia. Están hechas de metal, cerámica o porcelana fundida sobre metal.

El tipo de corona que se utilice durante el procedimiento dependerá de las necesidades y objetivos individuales. Para los dientes muy dañados, las coronas dentales pueden ser una opción muy efectiva

COMPOSITES ESTÉTICOS:

Con esta técnica podemos realizar modificaciones en la forma, tamaño, posición y color de los dientes,  utilizamos un composite que tenga unas características de fluorescencia especiales que unido al uso de maquillajes y sistemas de pulido específicos logre evitar manchas futuras. El proceso consiste en ir aplicando y modelando distintas capas del material hasta conseguir la estética deseada para posteriormente endurecer el material con una luz halógena de alta intensidad.