A la pérdida total o parcial de dientes permanentes se le denomina «edentulismo». Según algunas estadísticas, alrededor del 50% de la población mundial tiene dicha condición. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el edentulismo es una de las diez principales causas de años perdidos por discapacidad (APD) en algunos países de altos ingresos.

En este artículo se tomará la pérdida de dientes desde una perspectiva patológica.  Es decir, mencionando algunas de las enfermedades que se pueden producir a partir de la pérdida de piezas dentales. Con esto se tendrá una idea clara de por qué debemos reponer un diente perdido.

Pérdida de dientes y problemas cardiovasculares

Una de las causas en la pérdida de dientes permanentes es la periodontitis. Esta afección ataca a las encías y las debilita creando muchas complicaciones. La relación existente entre esta condición bucal y las enfermedades cardiovasculares es un poco compleja. Pero, existen estudios que han comprobado en gran medida su relación.

Liberación de bacterias en el torrente sanguíneo

Para explicarlo de una forma bastante simple: La periodontitis produce unas bolsas que filtran bacterias a través de las lesiones que causan en las encías. Especialmente en los espacios que quedan luego de las caídas de dientes. Debido a la cercanía de los vasos sanguíneos, la liberación periódica de bacterias es capaz de viajar por todo el torrente sanguíneo. Con esto se promueve la formación de células espumosas y la acumulación de colesterol en las arterias. En consecuencia se favorecen las condiciones para la arteriosclerosis y la trombosis, que a su vez producen enfermedades coronarias.

En este aspecto, la razón por la cual se debe reponer un diente es para minimizar el riesgo de la propagación de bacterias. Con el tratamiento adecuado, la periodontitis puede ser tratada. Mientras que con la rehabilitación protésica para reponer el diente, la lesión quedará atendida. En otras palabras, es una medida de prevención.

Aumento de procesos infecciosos

La ausencia de un diente deja una lesión en las encías, por lo que las bacterias presentes en la placa dental pueden proliferar rápidamente. Especialmente si se sufre de periodontitis, ya que las bolsas periodontales son fuente de enfermedades.

Periodontitis

La periodontitis es la forma avanzada de la gingivitis, trata de un proceso degenerativo que deteriora los huesos de la mandíbula. Se origina cuando no se retira la placa dental correctamente y esta se va acumulando hasta que forma las llamadas bolsas periodontales. Dichas bolsas están llenas de colonias de bacterias que van debilitando los huesos de los maxilares.

Placa dental

La placa dental es una película que recubre los dientes, se conforma de saliva y restos de comida. Esta capa contiene alrededor de 300 bacterias y es  la principal responsable del desarrollo de patologías bucales, caries, gingivitis y periodontitis.

Cáncer bucal

La combinación del edentulismo con el consumo de alcohol y tabaquismo, aumenta considerablemente el riesgo de que las lesiones en los tejidos blandos de la boca se malignicen. De esta manera la propensión a desarrollar algún tipo de cáncer en la cavidad bucal es mayor.

Bruxismo

En qué consiste el bruxismo

El bruxismo es una condición que las personas pueden padecer sin percibirlo, debido a que es un acto inconsciente. Se trata de apretar fuertemente los dientes de arriba con los de abajo y moverlos adelante y atrás o viceversa. Es normal en niños porque sus dientes están en crecimiento y sus estructuras bucodentales se encuentran en periodo de adaptación. En adultos, la prolongación de esta acción trae problemas relacionados con el desgaste de las piezas dentales.

Consecuencias

Las causas del bruxismo en adultos, en su mayoría, son de tipo psicológico, es decir, es una reacción reflejo al estrés, ansiedad, entre otros. Aunque, también puede ser ocasionado por anomalías en las estructuras dentales. Por ejemplo,  cuando falta un diente, es probable que los otros dientes comiencen a moverse, lo que desencaja la mordida, en consecuencia aparece el bruxismo.

Desgaste de la edad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, para el 2050 habrá alrededor de dos mil millones de personas mayores de 60 años. Tomando en cuenta que actualmente la mayoría de los grupos de adultos tienen periodontitis en su fase inicial. Y que existen muy pocos esfuerzos por combatir dicha patología, debido a que es percibida como inofensiva para la vida. Se puede tener una idea de que cuando los adultos de hoy alcancen la tercera edad habrán perdido o estarán en el proceso de perder su dentadura.

En la actualidad se ha logrado establecer que la pérdida de dientes en las personas de la tercera edad no es consecuencia del envejecimiento únicamente. Estudios han demostrado que la principal causa de que los ancianos de hoy no tengan dientes, es debido a deficientes técnicas de aseo e inexistentes visitas al odontólogo y al ortodoncista.

Prevención

Existe la necesidad de que los adultos perciban el hecho de ir al odontólogo, reponer dientes, iniciar tratamientos de ortodoncia, entre otras acciones, como medidas preventivas.

Punto de inflexión

En el momento en el que se pierde un diente por causa de la enfermedad periodontal, significa que esta seguirá socavando el resto de los dientes. En este sentido, es muy importante reponer el diente perdido. Al repararlo, se inicia un proceso de terapia que ayuda a que las encías  mantengan su soporte. De igual forma se inicia el tratamiento para la periodontitis. Llegar a la tercera edad sin algunas piezas dentales y seguir perdiéndose mientras se envejece, es un punto de inflexión.

En primer lugar, investigaciones asocian la pérdida de dientes con el desarrollo de otras condiciones durante la vejez. Como por ejemplo, que la periodontitis junto a la caída de dientes aumenta el riesgo de muerte en mujeres postmenopáusicas.

En segundo lugar, estudios demuestran que los adultos de la tercera edad tienden a sentirse frustrados, al no poder comer o reír. A esto se le suma depresión cuando sus rostros empiezan a deformarse por la reabsorción ósea. Esta última es consecuencia directa de la pérdida de dientes. Sin mencionar el sentimiento creciente de vulnerabilidad que representa el no poder alimentarse adecuadamente.

En conclusión, los dientes deben reponerse porque se supone que deberían durar toda la vida, cumpliendo funciones específicas.

 

En Innova, tu dentista de confianza en Ontinyent, contamos con los cuidados odontológico más avanzados para ayudarte. Ven a vernos a:

Calle Martínez Valls esquina Daniel Gil 30-32

96 238 38 28

0/5 (0 Reviews)