Las personas con bruxismo a menudo no saben que lo padecen hasta que las consecuencias de esta acción involuntaria aparecen, bien sea en un desgaste desmesurado de las piezas dentales, bien sea por molestias articulares o tensiones de diferente índole. Con este artículo, vamos a tratar de dar pistas a nivel usuario, sobre que es el bruxismo y como detectarlo y hacerle frente.

¿Qué es el bruxismo?

De qué se trata el bruxismoEs la acción involuntaria (inconsciente) o voluntaria (consciente)  de ejercer fuerza sobre los dientes, apretando la mandíbula. Este roce o apretamiento inadecuado de la mandíbula, en ocasiones, va acompañado por sonidos de rechinamiento de los dientes.

El bruxismo

El bruxismo es un trastorno que puede aparecer en cualquier individuo y, hoy en día se define como un fenómeno eminentemente psicológico. Sin embargo, se ven involucrados factores físicos y mecánicos que afectan directamente a la cavidad bucal, generando múltiples problemas dentales.

La fuerza de la mandíbula

La fuerza que una persona ejerce sobre su dentadura, afecta directamente a los dientes, los tejidos de sostén, los músculos masticatorios y las articulaciones temporomandibulares

Para que el lector se haga una idea de la fuerza a la que son sometidos los dientes con el hábito del bruxismo, valga decir que las mandíbulas humanas pueden llegar a ejercer una presión que equivale a 70 kilogramos por cm2.

A partir de qué edad empieza el bruxismo

Existen casos de niños con bruxismo, con edades entre los 4 y los 7 años, cesando alrededor de los 10 años. Mientras que, su aparición se incrementa entre los 17 y 20 años de edad. Con tendencia a desaparecer luego de los 40 años.

Uno de los rasgos del bruxismo es que puede aparecer y desaparecer de manera espontánea.

 

Origen del bruxismo

En la actualidad no existen suficientes estudios que establezcan un solo origen del bruxismo, considerándolo un trastorno con causa multifactorial. Pudiendo deberse a factores emocionales, físicos o una combinación de ambos. 

Origenes del bruxismo

Origen emocional o psicológico

En un contexto estadístico, se dice que los factores psicológicos y el estrés son los principales causantes de promover y perpetuar el hábito de bruxar.

Algunos estudios han encontrado que las emociones predominantes en los individuos con bruxismo son la angustia, ansiedad, miedo, temor, estrés, tensión y el no demostrar emociones.

Origen físico u odontológico

Las causas de origen físico, suelen ser consecuencia de interferencias oclusales, que dan pie a movimientos disfuncionales de la mandíbula. Un ejemplo de esto es el trastorno de la articulación temporomandibular (ATM). Sin embargo no existe una correlación estadística entre la incidencia de maloclusión y el bruxismo.

 

Tipos de bruxismo

Según la voluntad

tipos de bruxismo

Diurno

También conocido como bruxismo consciente o voluntario, es el acto de apretar los dientes mientras se está despierto.

Nocturno

Es el la acción de apretar las mandíbulas con impacto en nuestros dientes durante el sueño. Este tipo de bruxismo se conoce como bruxismo involuntario o inconsciente.

 

Según el grado de intensidad

Grado I

Es un hábito incipiente, podría decirse que leve, las personas pueden ser inconscientes de que lo hacen. Aparece y desaparece por sí solo, puede estar asociado a episodios de ansiedad, aunque no existen estudios que lo aseguren.

Grados de bruxismo

Grado II

Hábito establecido, las personas pueden estar conscientes de que aprietan la mandíbula pero no se dan cuenta cuando empiezan a hacerlo. Una vez que lo notan se detienen, pero ya se pueden encontrar lesiones en las estructuras dentofaciales. En esta fase, es necesario el inicio de algún tratamiento, ya que los daños pueden ser reversibles y controlables.

Grado III

Hábito poderoso o bruxismo destructivo, la acción de tensar la mandíbula es constante, tanto inconsciente como consciente. Los daños en la estructura orofacial son considerables y puede que no sean reversibles. El tratamiento debe ser obligatorio para detener el deterioro de la estructura oral.

Otro rasgo que se debe mencionar dentro de los tipos de bruxismo es que puede ser tónico y fásico.

Tónico significa el acto de apretar las mandíbulas una sola vez.

Fásico, se refiere a varios apretones seguidos.

 

Síntomas del bruxismo (Cómo saber si lo padecemos)

Para las personas que bruxan de forma inconsciente, podrían presentar signos como dolor en la cara, cabeza o cuello. Si presentas algunas de estas molestias al despertar, podrás cerciorarte mediante un examen con tu dentista.

Quién diagnostica el bruxismo

Su dentista de confianza será quien diagnostique su bruxismo, ya que, a pesar de que el trastorno puede tener un origen psicológico, los síntomas afectan directamente la estructura bucodental. En una revisión rutinaria, el dentista podrá identificar el desgaste dental o el  esmalte b de los dientes, síntomas comunes en las persona que sufren bruxismo.

 

Tratamientos para el bruxismoTratamientos para el bruxismo

Tratamiento odontológico

Dependiendo del nivel o grado de bruxismo, el especialista diseñará un tratamiento adecuado. En líneas generales, usará productos como protectores dentales nocturnos y diurnos a medida.

También podrá enseñar ejercicios de relajación para los músculos de la mandíbula, que serán de gran utilidad durante el día.

De igual forma podría recetar férulas oclusales y medicamentos para relajarse y tener un sueño más profundo.

Tratamiento psicológico

En la actualidad, es común la aplicación de tratamientos basados en los principios de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC). Asimismo, la psicología tiende a enfocarse en detectar y modificar los factores psicológicos que detonan los episodios bruxistas. El objetivo es dotar al paciente de técnicas y herramientas para que el sea capaz de controlar la acción de tensar los dientes. 

Tratamiento multidisciplinar

En este tipo de tratamiento, las personas cumplen terapias tanto odontológicas como psicológicas. Actualmente, existen estudios que hablan sobre mejoras considerables en pacientes que complementan el uso de férulas con sesiones terapéuticas de TCC. De esta manera, trabajando sobre consecuencias y causas, podemos afrontar el problema del bruxismo.

 

Consecuencias del bruxismoConsecuencias del bruxismo

Desgaste dental

La constante fuerza a la que son sometidos los dientes, causa que estos sufran deterioraciones leves, moderadas y graves. El inicio de la pulpitis, la necrosis pulpar y procesos de hipercementosis, son otros padecimientos del bruxista.

Estas afecciones pueden darse de forma general, en toda la dentadura, o localizada, en zonas específicas. Afectando la estética y modificando la estructura oral al cambiar las dimensiones de los dientes.

Problemas en la encía

A parte de la inflamación, el bruxismo ensancha los tejidos alrededor del diente, aumentando la movilidad de estos. Con esto se potencian enfermedades como la periodontitis, que causa la pérdida de dientes.

Modificaciones en la estructura ósea

Se destruye la anatomía oclusal y se ensancha el plano oclusal, asimismo se acelera el proceso de reabsorción ósea del hueso mandibular, que es producto de la enfermedad periodontal.

En pocas palabras, cuando el hábito no es controlado puede llevar a una rápida pérdida del hueso alveolar.

Acortamiento de la vida útil de las prótesis dentales

Cuando el bruxismo no es tratado adecuadamente, las personas que pasaron por rehabilitación oral protésica, pondrán en riesgo las prótesis. Ya que el bruxismo, puede llegar a fracturar los implantes y los dientes artificiales.

Molestias generales

Fatiga en la región de los hombros, cuello y cabeza. Se desarrolla sensibilidad o hipersensibilidad dentaria. Dolores de cabeza e insomnio. Dolores e infecciones de oído frecuentes.

 

En Innova, tu dentista de confianza en Ontinyent, contamos con los cuidados odontológico más avanzados para ayudarte. Ven a vernos a:

Calle Martínez Valls esquina Daniel Gil 30-32

96 238 38 28

0/5 (0 Reviews)